unnamed

Cuidar la salud mental: consejos y una guía para el bienestar integral

En la frenética rutina diaria, cuidar la salud mental es algo que se ha convertido en primordial. Con la sobrecarga de responsabilidades, mantener un equilibrio entre lo físico y lo mental es una tarea esencial. Por eso, desde Mental Power te ofrecemos los mejores consejos y una guía integral para cultivar tu salud mental y emocional. Y lo hacemos también a través de nuestra innovadora app. Una herramienta que fortalece tu bienestar psicológico y que fomenta hábitos saludables que nutren cuerpo y alma, a la par que trabaja tu consciente y tu subconsciente.

¿A qué llamamos salud mental y por qué es importante cuidarla?

Primero, para saber cómo cuidarla, primero tendremos que entender qué es la salud mental. Así que, desde nuestra experiencia y conocimiento, diríamos que es un concepto que abarca el bienestar desde tres perspectivas:

  1. Emocional
  2. Psicológica 
  3. Social. 

De hecho, es mucho más que la ausencia de trastornos. Implica la capacidad de gestionar el estrés y las emociones y de mantener relaciones saludables. 

Así mismo, en cuanto a su importancia, cuidar la salud mental es fundamental porque influye en todos los aspectos de tu vida: desde la toma de decisiones cotidianas hasta la forma en que te enfrentas a desafíos y construyes conexiones. En definitiva, una buena salud mental es la base para una vida plena y satisfactoria.

¿Cómo cuidar la salud mental? Con estos 14 consejos

A su vez, cada persona es diferente, con caracteres distintos. Por eso, las situaciones y los problemas no nos afectan a todos de la misma forma. No obstante, cada uno debería saber cómo enfrentarse a aquello que más le preocupa e intentar que le afecte lo menos posible. 

Precisamente para eso, es importante contar con ciertas herramientas personales. Y, también, apoyarse en estos 14 consejos con los que cuidar o mejorar la salud mental. 

  1. Practica la atención plena. Dedica tiempo a la meditación o a actividades como el mindfulness para estar presente en el momento y reducir el estrés. Según el psicólogo Raziel Tovar, entre 200 y 500 millones de personas practicaron el mindfulness en todo el mundo en 2021.
  2. Establece límites saludables. Aprende a decir no cuando sea necesario y prioriza tu bienestar emocional.
  3. Haz ejercicio regularmente. El deporte y la actividad física liberan endorfinas y mejoran el estado de ánimo. Encuentra una que disfrutes y practícala.
  4. Descansa adecuadamente. Dormir lo suficiente es crucial para mejorar la salud mental. Establece una rutina de sueño regular.
  5. Sigue una dieta equilibrada. La alimentación influye en el estado de ánimo y la salud cerebral. Prioriza la comida y los productos saludables.
  6. Establece metas realistas. Define objetivos alcanzables que te motiven sin cargarte de excesiva presión.
  7. Crea rutinas saludables. Tener una estructura en tu día a día te puede proporcionar estabilidad emocional.
  8. Cultiva relaciones fuertes. Mantén conexiones sociales positivas que te den apoyo emocional cuando lo necesites.
  9. Aprende a manejar el estrés. Encuentra técnicas que te ayuden a lidiar con situaciones estresantes, como la respiración profunda o ejercicios de relajación.
  10. Acepta y maneja tus emociones. Reconoce tus sentimientos y busca formas positivas de expresarlos o gestionarlos.
  11. Desconecta de la tecnología. Establece tiempos para desconectar de los dispositivos electrónicos y dedicarte a actividades que te relajen.
  12. Aprende algo nuevo. Desarrolla habilidades o intereses nuevos para mantener tu mente activa y estimulada.
  13. Practica la gratitud. Reconoce y aprecia las cosas buenas que hay en tu vida, lo cual puede mejorar tu perspectiva y bienestar emocional.
  14. Busca ayuda profesional si es necesario. No dudes en consultar con un terapeuta o profesional de la salud mental si sientes que lo necesitas.

Como puedes comprobar tras leer estos consejos, cuidar la salud mental implica un enfoque integral que abarca aspectos físicos, emocionales y sociales. Por eso, precisamente, estas recomendaciones pueden ser de gran ayuda.

¿Hay que prestarle mayor atención en alguna edad?

Pero, si bien la salud mental es relevante en todas las etapas de la vida, existen momentos en los que ciertas edades necesitan una atención especial. Por ejemplo, es más habitual tratar la salud mental en adolescentes o durante la infancia. En estas fases el desarrollo emocional y social es crucial, y ciertos problemas no abordados pueden afectar el bienestar a largo plazo. 

Por su parte, no hay que descuidarla nunca. Sin ir más lejos, en la edad adulta, las responsabilidades laborales y familiares también pueden generar estrés adicional. Y en la vejez, factores como la soledad o la adaptación a cambios tienen su peso. Por todo ello, es esencial que adaptes el cuidado de tu salud mental a cada fase de la vida.

¿Por qué hay cada vez mayor énfasis en el cuidado de la salud mental?

Justo en la era actual, el énfasis en cómo cuidar la salud mental ha crecido por varios factores

  • Hay mayor conciencia sobre la importancia del bienestar emocional en la calidad de vida. 
  • Hay más difusión de información a través de medios digitales, lo que ha desterrado estigmas en torno a los trastornos mentales. 
  • El estrés moderno ha generado una mayor demanda de herramientas y recursos, originado por la vida acelerada y la presión constante. 

En este aspecto, la pandemia mundial de la COVID-19 puso de relieve la necesidad de cuidar la salud mental, resaltando su impacto en la vida diaria y la importancia de la resiliencia emocional. De esta forma, como sociedad hemos reconocido globalmente la importancia de cuidar, promover y mejorar la salud mental en todos los ámbitos de la vida.

Mitos sobre el cuidado de la salud mental

Gracias a ese reconocimiento al que hacíamos mención en el apartado anterior, como sociedad hemos acabado con muchas ideas erróneas que estaban arraigadas. Prejuicios, pensamientos y creencias negativas que obstaculizan el entendimiento y el tratamiento de la salud mental. 

Es lo que llamamos mitos, los cuales tienen un impacto negativo en cómo percibimos y abordamos nuestras propias luchas emocionales. Algunos de los más comunes son:

  • “Buscar ayuda es signo de debilidad”. Contrario a esta creencia, pedir apoyo es un paso valiente y que demuestra fortaleza para abordar los desafíos.
  • “El autocuidado es un lujo”. Para nada se trata de un privilegio, sino que es una necesidad esencial para mantener el equilibrio emocional y la salud mental.
  • “La salud mental es puramente una cuestión de voluntad”. Esta falsa creencia ignora totalmente la complejidad de factores biológicos, psicológicos y sociales que también influyen en el bienestar mental.
  • “Las personas con problemas mentales son peligrosas”. Este estigma se ha perpetuado durante mucho tiempo y lo peor es que distorsiona la realidad. De hecho, según un estudio de Samsha (Substance Abuse and Mental Health Services Administration), que es un organismo dependiente del gobierno de Estados Unidos, “la mayoría de personas con enfermedades mentales no son violentas y solo el 4% de los actos violentos pueden atribuirse a pacientes de una enfermedad mental grave.”

En definitiva, mitos como estos desvirtúan la comprensión y la prevención de los problemas de salud mental. Por eso, romper con estas percepciones erróneas es crucial para fomentar un diálogo abierto y comprensivo en torno a la mejora de la salud mental, fomentando así un entorno más compasivo y de apoyo.

Para concluir, el uso de la tecnología para ello también puede ser de gran ayuda y utilidad. En este sentido, las funcionalidades de la app de Mental Power pueden ayudarte a cuidar la salud mental de cualquier usuario. Proporcionamos una herramienta práctica y recursos basados en los últimos avances tecnológicos y científicos. Con ellos y con estos consejos fortaleces tu estabilidad emocional y tu bienestar mental en tu vida diaria. Descárgala y prueba tú mismo.